close

Plaza Venezuela

Arte

Abra Solar

Abra Solar

A ratos son rombos y al otro triángulos. Por momentos también pueden ser cuadrados. Lo que no cambia es su color. Un plateado que encandila, que refleja el sol, el verde, los edificios de alrededor. Todos los caraqueños la han visto alguna vez, ella marca –de cierta manera- un punto de referencia en la ciudad. Es el Abra Solar de Alejandro Otero, un hito visual en medio del corazón de la ciudad.

Esta escultura geométrica, elaborada con 33 mariposas de acero inoxidable de 16 por 42 metros, es una de las más reconocidas del artista plástico, nacido en el Manteco, estado Bolívar. El Abra Solar representó a Venezuela en la XL Bienal de Venecia, celebrada en 1982. Un año después, la pieza pasó a decorar la Plaza Venezuela, como parte de las obras integradas a ese espacio urbano, que incluye la Fisicromía de Carlos Cruz-Diez, la estatua de Andrés Bello y la fuente.

El artista Alejandro Otero también es el autor –junto a Mercedes Pardo- de la obra Los Cerritos, ubicada en la autopista Caracas-LaGuaira a la altura de Catia desde 1967. La pieza está compuesta por 79 móviles de colores sobre una estructura metálica piramidal, que simula un papagayo. Los Cerritos fue restaurada por Pdvsa-La Estancia en 2008.

Pero a partir de 2005, las mariposas dejaron de girar, luego que las manos del vandalismo deshiciera el trabajo del artista para aprovechar el acero. Lo mismo ocurrió con las obras de arte que se encuentran a su alrededor y la fuente de Plaza Venezuela que sufrió el desmantelamiento de su sistema hidraúlico. Tras años de abandono, PDVSA La Estancia emprendió la recuperación de las piezas, bajo la supervisión de los familiares del artista. Y en 2007, el Abra Solar volvió con su esplendor original.

En el Abra Solar ha encontrado inspiración también la moda. El diseñador venezolano Hugo Espina llevó en esta pieza icónica del arte cinético venezolano al traje típico que en 2010 lució la Miss Venezuela Marelisa Gibson en el Miss Universo. El vestido incluyó 3.000 piezas de plata y metal, completadas con 9.000 cristales Swarosky, para simular el brillo enceguecedor de este ícono caraqueño. Dicen que su luz encandiló a Lady Gaga, quien quiso comprar el traje.

Karla Franceschi
Foto: Efrén Hernández

read more
Arquitectura

Plaza Venezuela

Plaza Venezuela

Tengo una relación muy particular con la Plaza Venezuela. En especial, con la fuente. Y es que durante mis tiempos de reportera en el Diario El Universal me tocó cubrir el proceso completo de rehabilitación de este ícono de la ciudad, que llevaba 12 años inoperativa. Así que no sólo conocí el proyecto en papel, sino que presencié cada uno de los avances de las obras, desde la remoción de la pileta, la prueba de las luces y el sonido. Incluso, llegué a entrar a la sala de máquinas que está debajo de la fuente y que resultó ser un submundo impresionante.

Recuerdo que el día que se hizo el llenado de la pileta, a los periodistas que cubríamos la actividad nos hicieron meternos en la piscina para “bautizarnos” con el agua de la quinta versión de la fuente de Plaza Venezuela. Y por si fuera poco, tuve el privilegio de conocer al ingeniero Santos Michelena, quien realizó la anterior instalación en 1983 y, que en esta oportunidad, colaboró en los trabajos de rehabilitación que emprendió Pdvsa-La Estancia en 2007.

Por tanto, era de esperar que cuando se realizó el acto de reinauguración de la quinta versión fuente de Plaza Venezuela estuviese más que emocionada, por ver como un ícono que data de 1940 había recobrado vida, ahora con la incorporación de un juego de agua, luces y música que me recuerda a la famosa Fuente Mágica de Mointjuic que está en Barcelona (España).

Las obras de rehabilitación de la fuente de Plaza Venezuela incluyeron además los trabajos de recuperación de la obra Abra Solar de Alejandro Otero, así como la Fisicromía del maestro Carlos Cruz-Diez. Y vaya que hay que reconocer que estas labores mejoraron mucho este espacio, que prácticamente es el corazón de la ciudad.

Fotos: Hugo Londoño @huguito

 

 

read more