close

Mezquita

Arquitectura

Mezquita

A finales de los años 80, Venezuela se veía una nación pujante. El presidente Carlos Andrés Pérez llegaba por segunda vez a Miraflores en 1989 y las relaciones con Arabia Saudita eran buenas. De ahí que el nuevo gobierno planeó para Caracas un bulevar cultural y de encuentro que se extendiera desde la Plaza Morelos hasta el Paseo Colón, bordeando el Parque Los Caobos, que incluiría la ubicación de varias iglesias monoteístas.

Así nació la mezquita más grande de Venezuela, en un terreno cedido por el Gobierno a Arabia Saudita en intercambio por la tierra donde se instaló la nueva embajada venezolana en tierras saudíes. “En el área de 5 mil metros cuadrados se colocó un diseño imponente por la importancia que representa Caracas para la arquitectura y por el interés mutuo, de la Fundación que se encargó de construirla y de Venezuela, de hacer un monumento ícono de la ciudad”, sostiene Kahlil Abdul, coordinador académico y cultural de la mezquita.

La construcción la impulsó una organización sin fines de lucro la Fundación Ibrahim Ibin Abdul Aziz Al-Ibrahim -de allí el nombre que porta en su fachada- y para el diseño se decidió combinar una visión islámica, bajo el estilo otomano, con aportes occidentales. El arquitecto árabe Zuheir Fayez hizo los planos con el aporte del venezolano Oscar Bracho, quien supervisó la construcción para lograr “una mezcla de arte, diseño y arquitectura de dos hemisferios”, dice Abdul. Y aunque la historia oficial no la incluye, la venezolana Eva Arredondo hizo aportes arquitectónicos.

Cuando se terminó de construir en 1993, la Mezquita de Caracas era la más grande de América Latina. Título que mantuvo hasta 2000 cuando fue superada por el Centro Cultural Islámico Rey Fahd de Argentina. Su minarete de 113 metros se alza sobre el perfil urbano de la capital, orgulloso de ser el segundo más alto del mundo, completando la silueta que marca la imponente cúpula de 28 metros.

La sala de rezos puede albergar hasta 1500 fieles en su gran alfombra dispuesta para los cinco rezos diarios, así como la mezzanina superior destinada al uso de las mujeres. “No hay símbolos religiosos ni imágenes en el salón. Todo es dedicado al arte”, dice Abdul. La mezquita tiene espacios académicos -para cursos de árabe y actividades culturales-, áreas deportivas, fuente de abluciones y un cuarto para servicios funerarios. En tiempos de Ramadán, la Mezquita de Caracas -una de las 18 ubicadas en el país- convoca a los rezos usando los megáfonos a lo alto del minarete.

Víctor Amaya
Foto: Caritza Campos

Dirección: Calle Real de Quebrada Honda
Horarios de visita: Domingos 8:00 am – 4:00 pm
Metro: Colegio de Ingenieros

read more