close

El Tizoncito

Gastronomía

El Tizoncito

Tizoncito

Fotos del mismísimo Mario Moreno cuelgan en las paredes del interior del local. En una, el comediante mexicano aparece de frente y a su espalda se avista un letrero en el que se lee claramente “El Tizoncito”. En otra, el artista sale estampando su firma en la pared del restaurante de comida mexicana como un registro fehaciente de su visita. Ambas imágenes se exhiben como recuerdo de un momento único en la historia del negocio. Pero, sobre todo, como evidencia de cuán autóctono es la sazón, que hasta el mismo “Cantiflas” hacia un espacio en su agenda para comer los tacos, tostadas y tamales que salen de la cocina de “El Tizoncito”.

Esta anécdota forma parte de los primeros años de este restaurante, que data de 1975. Su primer dueño, Jorge Abad, era de origen mexicano. Lo tuvo por un tiempo, pero después lo vendió a otro compatriota. El local destacaba por la calidad de su comida, pero no así por su administración ni servicio. Los malos manejos llevaron prácticamente a la quiebra. A no ser por uno de los clientes frecuentes del local, que decidió comprarlo y rescatarlo. “Mi papá, José Antonio Vidal, venía mucho a comer para acá, porque la comida le parecía muy buena. Cuando supo que el negocio lo estaban vendiendo, decidió comprarlo en 1983 y rescatarlo. No le varió el menú, porque le parecía que era sabroso y pensó que un local de comida mexicana como éste podía funcionar en Caracas”, comenta Ana Vidal.

Y no se equivocó. José Antonio le sumó a “El Tizoncito” una buena atención, una mejor administración y un local más amplio en el Centro Comercial Paseo Las Mercedes. Del resto, la comida se mantiene exactamente igual desde hace más de 40 años. Incluso, hasta la decoración. “No hemos cambiado nada. Las recetas se han mantenido porque mi papá tiene el recetario antiguo de los primeros dueños, quienes marcaban todo por kilos. Y así lo hemos respetado”.

Ello se evidencia en lo invariable del sabor de su comida. Quienes regresan vuelven a saborear con gusto su plato mixto de 9 piezas, que reúne una muestra de lo más popular de su menú: tacos, tostadas, frijoles con nachos, tamales, quesadilla. De pollo, de carne, con guacamole, queso y su respectivo pico de gallo. Un pedido que no deja mal a nadie y que sale con la rapidez que el volumen de comensales exige.

José Antonio sigue al frente del restaurante, supervisando la calidad de la comida. Su hija le da una mano. Y su equipo de mesoneros, que se mantiene tan invariable como la sazón de su menú, se encargan con una velocidad sorprendente de movilizar platos y bebidas para atender la demanda, que a veces se aglutina en una lista de espera.

Al pie de la foto de Mario Moreno, un pareja degusta su pedido casi sin cruzar palabras. Ya nadie se sorprende que el comediante mexicano haya visitado “El Tizoncito” ni que aquella imagen sirva para avalar la calidad de la comida mexicana. En 40 años, han sido mucho los caraqueños que han comprobado lo buena que es. Lo que no muchos saben es que “Cantinflas” realizó aportes al recetario y que su fama se transpoló a la cocina de El Tizoncito para hacerlo inmortal.

Mirelis Morales Tovar

Dirección: Centro Comercial Paseo Las Mercedes. Sector La Cuadra.
Horario: Martes a sábado 12 p.m. a 7

read more