close

Gastronomía

Gastronomía

Mercado Peruano

Mercado Peruano

Desde hace tres décadas, la dinámica en Quebrada Honda cada domingo es la misma. A las 8 de la mañana, se arman toldos, tarantines, se despliegan mesones y se oferta causa limeña, chupe de pollo o camarones, ceviches, papas a la huancaína, lomo salteado a la peruana, ají de gallina, chicha morada.

Al aire libre, la gente se dispone a comer en el famoso Mercado Peruano, escuchando música criolla. Quienes trabajan aquí son casi todos peruanos de nacimiento, agrupados en la cooperativa La Alameda del Perú. El ambiente es familiar. Realmente, los platos no son demasiado elaborados. Al contrario, parecen sencillos, con una sazón casera. Juana, que nació en Lima y tiene 20 años en este mercado, dice que eso es un halago. “Esto es lo más típico, lo folklórico. Hay ingredientes que no son igual que los originales, porque en Venezuela nos cuesta conseguirlos. Pero uno hace el esfuerzo”.

El Mercado Peruano tiene un extra: en la cuadra venden también otros productos, como granos, refrescos, harinas, música tradicional y recuerdos “del Perú”.

Ángela y Carlos vienen por primera vez. “Nos han dicho que aquí se come divino. No conocemos ninguno de estos platos, pero nos dijeron que probáramos lo que quisiéramos, que siempre sería una buena elección”. Le compraron a Juana ceviche, causa limeña, chicha morada. Comieron rápido. Al terminar, dijeron: “Tenían razón, vamos a volver pronto a probar más cosas. La próxima vez, vamos por los postres”.

Sí, también hay dulces y varios: mazamorra morada, elaborado con maíz morado y harina de comote; alfajores; o picarones, hecho con masa de auyama, batata y miel. La vendedora sonríe al escuchar el comentario de sus nuevos clientes: “Eso siempre pasa: es muy raro que aquí venga alguien una sola vez. Siempre querrán volver por más”.

Erick Lezama
Foto: Efrén Hernández

Dirección: Quebrada Honda, frente al Centro de Acción Social por la Música.
Horario: domingos, de 8 am a 4pm.
Metro: estación Colegio de Ingenieros.

read more
Gastronomía

Café Noisette

Café Noisette

Siempre suena jazz de fondo. Otras veces, una banda toca en vivo. Pero la música nunca falta. En una mesa, una pareja conversa en francés. Del otro lado, una maestra del Colegio Francia degustando una crêpes En las paredes, hay retratos de la gran Édith Piaf y afiches que recuerdan a París. Ningún detalle es al azar. Todo en Café Noisette está dispuesto para que quien entre tenga que la sensación de que no está en Caracas sino en un bistró parisino.

Exactamente así se lo imaginaron sus dueños Marc Manceau y François Roux. Nacidos y criados en Francia, quienes se enamoraron del Caribe y en el 2000 decidieron hacer vida aquí. Pero mucho extrañaban su Patria y pensaron que la idea de abrir un café como los que se encuentran en cualquier calle del país europeo los haría sentir cerca de casa. Después de dar vueltas, encontraron su espacio en La Carlota, donde existe un pequeño circuito francés, formado por la pastelería La Galia y el Colegio Francia. Han pasado siete años y se sienten orgullosos de la buena fama que los cobija: “Sin publicidad poco a poco se fue llenando de gente, aunque no es una zona muy transitada”, dice François con su español bien aprendido.

Como buen local inspirado en París, la carta es muy importante. Está mitad en francés, mitad en español. Hay crêpes dulces (glaseadas, con nutella y frutas), crêpes saladas (queso de cabra, pollo, nueces, queso, ajoporro), tartines (tostadas con quesos, patés, fiambres), distintas ensaladas. Entre los postres, además de las tartas, está el fondant de chocolate con crema inglesa que es el favorito de muchos. Y no puede faltar el café, de buen sabor, cultivado de forma artesanal en Biscocuy, Portuguesa.

Es un lugar para desayunar, almorzar o merendar. Y es muy probable que su orden la prepare Marc Manceau o François Roux, quienes con simpatía suelen atender al público. Hay un plus: la música en vivo. Muchos egresados de las filas del Sistema de Orquestas ofrecen conciertos íntimos de jazz cada miércoles, jueves, viernes y sábados, desde las 6:00 de la tarde hasta las 7:45 de la noche.

Erick Lezama

Dirección: Av principal de la Carlota, edificio Marco Aurelio, PB. La Carlota.
Horario: lunes y martes: 12 am a 7pm / Miércoles a viernes: 7:30am a 8 pm Sábados: de 8:30am a 8pm.
Estación del metro: Los Dos Caminos

read more
Gastronomía

Artesano Cafetería

ArtesanosCafeteria

Cuando se abre la puerta hay un olor dulzón. Un aroma a pan saliendo del horno y a café recién colado: ese aromático convertido en una obra latte art, servido en tazas de peltre sobre mesas de madera áspera. Y el melado de papelón bañando un golfeado tibio que –créanlo– no necesita más queso. O un ponqué de zanahoria o de chocolate. Un cachito o un sándwich que concentran toda la frescura que puede brotar de la tierra misma.

Hay una bicicleta estacionada en una especie de sobretecho. La iluminación y la temperatura: cálidas. Las paredes, de ladrillos y de cemento pulido, tienen en algunos rincones pizarras con el menú dibujado con tiza. El sonido suave que emana de una corneta a veces es jazz, otras reggae. Y desde un ventanal se ve la gente caminando. Todo parece construido para que esa parada cotidiana de ir por un café sea en verdad una experiencia. Así es Artesano Cafetería.

Como una guarida al tráfico, el local está en pleno centro de Caracas, en la esquina La Torre, a pocos metros de la Plaza Bolívar. Cada vez son más las personas que entran y leen un libro, el periódico. Conversan. Casi una década de experimentación culinaria de Antonio Gámez, Ángel Rincón y Julio Rincón, sus dueños, está resumida allí. Queda claro que han evolucionado en el negocio: al principio tenían apenas una barra, al aire libre, y sólo vendían: café, pan, papelón con limón, golfeados y poco más.

No ha habido desvío en esa búsqueda de garantizar la frescura. Los ingredientes de todas las preparaciones son cultivados con esmero por proveedores artesanales. Los granos de café llegan del estado Portuguesa, los vegetales del estado Aragua, los embutidos los elaboran ellos mismos en una pequeña empresa.

“Uno abre la puerta y no quiere irse”, dice una Ana Crespo, una asidua visitante. Ella ha probado todo. El café Adriana (expresso, crema, canela, pepelón), el Mocaccino (expreso, sirope de chocolate, cacao, crema), el Late Vainilla (crema, sirope de vainilla, expreso), el Guaro (cocuy, azúcar de naranja, expresso), el Marieta (crema, canela, brandy, sirope de vainilla), el Carajillo (brandy, expreso). “Vengo a desayunar, a merendar; vengo a estudiar, cuando me siento contenta, cuando estoy triste”. Y hay que entenderla.

Erick Lezama
Foto: Hugo Londoño @huguito

 

Esquina La Torre, diagonal a la Plaza Bolívar.
Estación del metro: Capitolio
Horario: de lunes a sábado, de 7:00 am a 7:00pm. Domingos: 9:00 am a 6:00pm.

read more
Gastronomía

Caffé Piú

Al entrar, verá un mensaje en italiano fijado en una pared : “Un angolo di mundo qui”, que traducido al español significa “Un ángulo del mundo aquí”… De eso precisamente se trata la experiencia de ir a Caffé Piú. Sentir que no se está en un sitio cualquiera, sino en un ángulo del mundo, en un lugar especial, donde el café es el protagonista y la excusa perfecta para pasar un rato en un pequeño local, rodeado de antigüedades y de una colección de objetos, que tienen significado para sus dueños Gian Franco Misciagna y su esposa, Marbelis Daliz.

Aquí, el menú de aromáticos va desde los clásicos capucchino, expreso y nocciola. Hasta variedades como Lima's Piú (expresso y ralladura de limón), Andrea's (ponche crema +  expresso + leche + extracto de vainilla), Da'Piú (leche condensada + expresso + canela + leche + cacao), entre otras mezclas. Que bien puede acompañar con sus empañadas de harina de trigo, panninis o tortas.

Gian Franco es quien suele estar detrás de la barra, manejando con experticia su máquina de café. Tal y como lo aprendiera de su padre, Giovanni Misciagna, fundador del Café Vomero (1959). Así que si alguien sabe hacer un buen café en Caracas, es precisamente él. Pero vale advertirle que es un personaje. Por tanto, no le extrañé si Gian Franco lo recibe cantando o tocando su bocina en forma de gallina. O si le pide que le ayude a arreglar las mesas y sillas de la terraza mientras termina de abrir el local. Su carisma le da autenticidad a Caffé Piú.

Llegar no le será ningún problema, pues Caffé Piú está ubicado en una esquina estratégica de la calle Chama de la urbanización Bello Monte. Estacionar sí, porque sólo cuenta con tres puestos en su frente. Pero sepa que todo tiene una razón de ser. Sus dueños son fieles defensores de los derechos de los peatones. Incluso, verá carteles en la fachada defendiendo el uso de la acera. Por tanto, bien podría decirse que Caffé Piú fue pensado para vivir la ciudad idílica, aquella donde se puede llegar a un sitio caminando, sentarse en la terraza al aire libre a tomarse un buen café, toparse con intelectuales e irse a casa al final de tarde con un buen gusto de haber pasado un rato agradable en una esquina del mundo.

Horario:

Lunes a Viernes: 8 am a 7 pm / Sábado: 9 am a 3 pm

Mirelis Morales Tovar

 

read more
Gastronomía

Kakao

Kakao

Uno se queda corto de adjetivos cuando tiene que escribir sobre Kakao. Y no lo digo porque soy una adicta al chocolate. No. La verdad, nadie puede ser indiferente ante esa vitrina llena de bombones artesanales, que rinden un homenaje a las riquezas gastronómicas de cada región del país.

En cada bocado, se descubre las especies, las frutas y los licores más autóctonos. Son un tributo a las recetas ancestrales, a nuestra tradición de dulcería criolla y una reivindicación a nuestro cacao. Porque más que una simple tienda, Kakao es una empresa familiar -con María Fernanda Di Giocobbe a la cabeza- que se dedica a la investigación, diseño, creación y comercialización de bombones.

Hay que probarlos uno a uno para descubrir las más curiosas combinaciones, como dice Miro Popic en su guía. Pero además uno no se puede ir de Kakao sin probar una tacita de chocolate caliente. Ufff es un manjar de dioses. Yo soy de las que se lo toma sorbo a sorbo para que no se termine nunca.

También vale la pena darse una vuelta por sus tiendas para ver la variedad de cajas de bombones intervenidas por artistas, así como ver las diversas barras de chocolates de las marcas Chocolates Paria, Chocolates El Rey, Fransceschi, entre otros. O simplemente para quedar impregnados de ese delicioso olor a chocolate que se percibe desde la entrada.

Tomen nota de las coordenadas: Kakao (Paseo Las Mercedes. Horario: 12m a 8 pm. Viernes y sábado: 1pm a 8:30 pm) Cacao de Origen (Hacienda La Trinidad. Lunes a sábado: 10:30 am a 6pm / domingo: 11 am a 4pm).

read more
Gastronomía

El Tizoncito

Tizoncito

Es un clásico de esta ciudad. A mí me encanta, porque nunca me deja mal. La comida es divina y el sabor es auténticamente mexicano. De solo ver la foto me provoca volver a ir para comer más tacos y tortillas.

La pequeña taquería, ubicada en el Centro Comercial Paseo Las Mercedes, tiene más de 40 años. En su interior exhibe una foto del mismísimo Mario Moreno “Cantiflas” posando de espaldas al local. ¡Cuál trofeo!

Siempre está lleno de gente, así que toca esperar un poco. Pero los mesoneros son veloces y muy atentos. Les juro que vale la pena.

Lo malo es que por el tema eléctrico, han tenido que restringir el horario. Por tanto, no abren los domingos y los sábados cierran a las 7pm. Esperemos que pronto puedan normalizar su servicio para seguir disfrutando de su sabor mexicano.

Dirección: Centro Comercial Paseo Las Mercedes. Sector La Cuadra.

read more
Gastronomía

Café Amelie

Cafe Amelie

Yo perdí la cuenta de las veces que he visto la película Amelie. Me sé las escenas de memoria. El soundtrack. E incluso, fui al café en París donde se grabó la película como la propia fanática loca.

Por eso cuando supe que habían abierto en Caracas un café temático de la película dije: “Quiero ir a conocerlo pero YA”. Y cumplí. Me fui a explorarlo con mi amiga @viajaelmundo. Y quedé encantada.

Es una burbuja. Quedas abstraído en medio de todas las fotos y los detalles alusivos a la película. El soundtrack de fondo y las imágenes de la decoración te trasladan a París.

El espacio abrió en octubre de 2015. Tiene seis mesitas. Un menú bien amplio de cafés, dulces y pasteles salados. Les sugiero ir en la mañana, porque en las tardes suele ponerse muy full y la experiencia no será igual.

Dirección: Está ubicado al final de la primera avenida de Los Palos Grandes, entre 1era Transversal y la avenida Francisco de Miranda. Edificio Venital. Lunes a viernes 7:30 am a 7 p.m. Sábado 8 am a 6 pm. Domingo: Cerrado.

¡Hora de despertar! 😊 Un fabuloso día espera por ti en nuestro rinconcito 💕

A photo posted by Amelie Café & Pasteleria (@amelie_ccs) on

read more
Gastronomía

Las tostadas de Santa Sofía

TostadasSantaSofia

¿Qué hace tan famosas a las Tostadas de Santa Sofía? Quien va por primera vez de seguro se hará esa pregunta. Y cómo no… El sitio carece de atractivo. No tiene letrero ni nada que la identifique. Es una mera barra donde pagas y luego te despachan.

No tienen ni mesa donde sentarse. El menú está compuesto de apenas tres variedades de plato: tostadas, tacos y tamales. Y, de paso, solo aceptan efectivo para sumarle incomodidad a todos los que esperan parados en la escalera de afuera del local para ser atendidos.

Así que vale la pregunta: ¿qué hace tan famosas a las tostadas de Santa Sofía? Sólo cuando comes entiendes. Son unas tostadas de los más sencillitas, casi sin sal, pero deliciosas. De carne, pollo o cochino, preparado de lo más sanito. Guacamole, frijoles y queso blanco. No más.

Una receta que han aplicado por más de 35 años y que les ha funcionado a la perfección. Es de esos sitios que no importa cuánto tiempo hayas dejado de ir, porque cuando regresas te encuentras con el mismo sabor. Lo atienden dos hermanos, Humberto y Antonio, quienes comenzaron en un carrito y ahora tienen este local que es un clásico de la ciudad.

Dirección: CC Santa Sofía.

read more
Gastronomía

La Casa Bistró

CasaBistro

Este sitio tiene la particularidad de convertir a los comensales, porque hasta el más ateo es capaz de exclamar luego de probar cualquier plato: ¡Dios mío, qué bueno está! Lo juro.

Fuera de broma, puedo decir que todo cuanto he probado en La Casa Bistró es sencillamente delicioso. Desde el pan, que supe que es hecho por ellos mismos. Los desayunos (oh, benditos sean los huevos benedictinos y la cazuela de cazón). Hasta los almuerzos. Ni hablar de los postres. E incluso, el café. La verdad, uno sale muy satisfecho de la manera como el chef Francisco Abenante, ganador del Tenedor de Oro 2009, ha logrado enaltecer la comida venezolana.

Realizan un trabajo casi artesanal, porque se encargaban de elaborar sus propios panes, de la charcutería, de Pilar el maíz e incluso de sembrar los vegetales que utilizan en sus preparaciones. Eso es ponerle corazón a la cocina. Y vaya que el comensal lo siente.
Aparte, el lugar me encanta. Ese piso al estilo ajedrez. Sus mesitas y sillas blancas. Ni hablar del personal que te atiende de forma respetuosa y súper amable, para que te sientas como en casa. Pero en La Casa Bistró.

Dirección: 3er av con 4ta Transversal. Los Palos Grandes. http://www.lacasabistro.com.ve/

 

read more
Gastronomía

Las cachapas de Doña Ines

Cachapas Dona Ines

Conocí este lugar cuando apenas tenía cuatro mesas y el piso aún era de tierra. Desde entonces han pasado 16 años y ahora es el lugar más popular de La Unión.

Un domingo cualquiera pueden llegar a recibir entre 1500 y 2000 personas, según cálculos de Manuel, su dueño. Así que no le extrañe que al llegar tenga por los menos 30 turnos por delante antes de poderse sentar a comer una cachapa de queso e’ mano con pernil. Pero son tan buenas, tan buenas que uno aguarda con paciencia porque sabe lo que le espera.

Su fama los obligó a remodelar el local. Hoy no es ni la sombra de lo que era en sus inicios. El espacio ahora es más amplio, dispone de un estacionamiento y una tienda para tomar café mientras espera.

Aparte cuenta con más de 40 empleados que atienden a millón para complacer a esa masa de gente ansiosa por comerse una buena cachapa acompañado de una jarra de “Consuelo”, la famosa mezcla de fresa con yogurt. Ufffff, lo máximo.

read more