close
Una Sampablera por Caracas

Con Una Sampablera por Caracas nadie se queda atrás; mucho menos la ciudad. Este bochinche fue amable con ella. Se propuso quererla y que la quisieran. Con palabras y, sobre todo, acción. Comenzaron por hablar –bien– de ella. La Sampablera revivió aquello de las tertulias y respondió cuáles son los sentidos y sinsentidos de esta urbe. Demostró que es tiempo de dejar los fatalismos y de empezar a pedalear por los recovecos caraqueños.

Después de las tertulias, llegaron los Biciturismos. Hubo que activar los sentidos y redescubrir sitios y sabores con sus respectivas historias. “Salimos a la luz pública en abril de 2011. Estábamos cansados de que siempre que se hablaba de Caracas era mal. Con frustración, cansancio, desasosiego. Decidimos hacer algo. Dejar de esperar a un líder o mesías y dar ese primer paso”, asevera Nelson de Freitas, fundador del colectivo.

Son un grupo de voluntarios organizados haciendo algo regularmente en el tiempo. Lo de ellos fue menos burocracia y más pedal. En bicicleta han ido y llegado a recorrer Caracas de este a oeste y de norte a sur. No hay barrera de movilidad que valga. Hubo la ruta del café, después la del chocolate. También el golfeado, el helado y la cerveza artesanal. Demostraron que la capital se puede conocer a través de sus sabores.

El activismo no les es ajeno. Se empeñan en darle prioridad a los peatones, aunque eso signifique ir a pintar ellos mismos los pasos de cebra. Sus iniciativas son frescas, espontáneas y constantes. “Había que romper la rutina, y volver a mirar la ciudad. Sin ingenuidad, reconociendo los problemas. A veces somos turistas en nuestras propias ciudades. Hay lugares hermosos que no conocemos”, agrega De Freitas.

Son tiempos ajetreados. Hay apuros, tráfico y mal humor; pero este colectivo urbano logró que algunos se bajaran de sus carros y se montaran en sus bicis. Son peatones activos. “No nos proponemos salvar el mundo. Son pequeñas acciones significativas y con ellas se logran pequeños cambios”. En la Sampablera están seguros de que cada ciudad es rescatable, todo depende de la perspectiva con que la asuman sus ciudadanos.

Emily Avendaño
Foto: Miguelacho Linares

Contactos
Facebook: Una Sampablera por Caracas
Twitter: @Sampablearte
Instagram: @Sampablearte

Tags : CaracasfeaturedUna Sampablera
mimoto

The author mimoto

Periodista. Escribo sobre temas urbanos, porque me apasiona recorrer las ciudades y descifrarlas. Colaboro para el portal CityLab Latino (Univision), El Comercio y otros medios internacionales.
Comentarios