close
SieteAlCubo

Es casi un museo del diseño nacional. Un templo para exaltar la creatividad, donde se congregan las propuestas de al menos 100 creadores del país. Pero, al mismo tiempo, Siete al Cubo se ha vuelto un laboratorio, donde Gabriela Valladares y Marcello Botto, experimentan con las ideas que surgen en sus mentes de arquitectos y que luego materializan en productos, que siempre terminan siendo un homenaje a nuestra nacionalidad.

Caracas, sobre todo, se ha vuelto un tema recurrente en sus creaciones. A partir de sus diseños, la ciudad ha quedo plasmada con ingenio en las camisas de su marca Papusanet, con estampados que resaltan su naturaleza, su arquitectura, su fisonomía y, por encima de todas las cosas, su Ávila.

La pereza fue una de las primeras creaciones asociadas a Caracas. Se dejó ver en cientos de franelas. Pero también se le vio colgada, junto con su bebé, en un poste del municipio Chacao, como parte una propuesta artística del evento Por El Medio de la Calle en su edición de 2012. Ese primer ejercicio creativo dio paso al año siguiente a una exposición que denominaron PapusÁvila y realizaron dentro de los espacios de la Hacienda La Trinidad, donde comenzó a funcionar la tienda Siete al Cubo.

“Por un buen tiempo, viví con El Ávila al frente. Esa era mi vista todos los días. Llevé un registro y después empecé a compartir esas fotos en Instagram. Al ver el material decidimos hacer una selección de las mejores 50 imágenes y rendirle un homenaje a la montaña”, cuenta Gabriela. “La propuesta tenía un carácter contemplativo. Así, lo disfruto yo. Más que recorrerla, la contemplo. El Ávila es nuestro norte, es un símbolo de protección, emana energía positivo. De manera, que creamos unos cubos para que cada quien pudiera llevarse su Ávila personal y, durante la visita a la exhibición, la gente podía dejar mensajes en honor a la montaña”.

Al mudar la sede de Siete al Cubo al Centro de Arte Los Galpones, la tienda ganó más espacio y una parte se ha destinado a ser un área de exposición del talento nacional, cuyos temas giran alrededor de lo nuestro. Inauguraron con una muestra de la caricaturista Rayma, que llamaron Corazón Único. También realizaron la exposición Caracas Imborrable del artista Ricardo Benaím, una muestra fotográfica de los recorridos arquitectónicos de CcsEn365 y el mural #450ParaCaracas, a partir de los mensajes que los visitantes le dejaron a la ciudad en su aniversario.

“Mi ciudad le he tomado como tema y, a través de mis diseños, siento que me afianzo más en ella. Como arquitecta, estudié mucho a Caracas. Y conocerla es una forma de conocernos a nosotros mismos. Hay que conocer la ciudad de donde venimos, para saber a dónde vamos. Aquí vienen muchos que emigraron a llevarse franelas con diseños alusivos a Caracas para conectarse así con el país que dejaron. Pero también hay otros que lo hacen para sentir el país que podría ser. Esa Venezuela del futuro. Cuando yo entró aquí y veo lo que el talento nacional es capaz de hacer, se me reanuda la esperanza en los días malos y se vuelve algo inspirador”.

Mirelis Morales Tovar
Foto: Cortesía Gaby Valladares

Dirección: Centro de Arte Los Galpones. Octava transversal con avenida Ávila. Los Chorros.
Horario: martes a sábado 11:00 a.m. a 7 p.m. Domingo 11:00 a.m. a 4: 00 p.m.

Tags : CaracasCentro de Arte Los GalponesfeaturedSiete al cubo
mimoto

The author mimoto

Periodista. Escribo sobre temas urbanos, porque me apasiona recorrer las ciudades y descifrarlas. Colaboro para el portal CityLab Latino (Univision), El Comercio y otros medios internacionales.
Comentarios