close
Feria del Ateneo de Caracas_HO

Han pasado más de tres décadas desde que se organizó la primera Feria del Ateneo de Caracas. Era un espacio ideado desde la gerencia del espacio cultural como una feria de antigüedades. Así se planteó en 1984. El Ateneo apenas tenía un año en su entonces novedosa sede ubicada frente a la plaza Morelos, adyacente al Teatro Teresa Carreño y en pleno eje cultural naciente de la ciudad.

“Al principio se hacía solamente en la planta baja, pero a medida que fue aumentando la demanda de expositores, se extendió hacia la galería de los Espacios Cálidos”, cuenta Judy Schaper, actual coordinadora del evento que se ha repetido ininterrumpidamente durante 33 años. Más tarde, se incorporaron otros niveles, diseñando circuitos peatonales. “Hasta que llegamos al tope del edificio y había expositores en el último piso, en la terraza”, agrega. Eran tiempos de un centenar de expositores, en sus mejores años.

Las nuevas autoridades de la Gobernación de Miranda, encabezadas por Héctor Rodríguez no permitieron la realización de la Feria del Ateneo en los espacios del Parque Miranda. Lo que obligó a los organizadores en noviembre de 2017 a suspenderla por primera vez en su historia.

La Feria del Ateneo se consolidó como opción navideña. Lo que comenzó vendiendo antigüedades se extendió hacia los regalos, las artesanías y demás detalles para el regalo óptimo al final del año. “Al hacerla cada año se inició un proyecto de consecución de fondos para el Ateneo, un proyecto de autosustentación, que es lo que ha sido todos estos años”. Por eso la Feria nunca se acaba, porque todo el empuje cultural del Ateneo de Caracas aprovecha su impulso.

En mayo se inicia la preselección de las ofertas. También la preventa. “La Feria prácticamente se vende sola, porque tiene demasiado tiempo. Hay expositores que tienen 15 y hasta 20 años seguidos con nosotros”, cuenta Schaper. “Cuando salimos de nuestra sede en 2009 fuimos al Macaracuay Plaza, donde estuvimos dos años seguidos. Luego estuvimos en Altamira, en un terreno de la CAF y al final tenemos un convenio con la Gobernación de Miranda para hacerlo en Parque Miranda, desde 2013”.

La nueva sede del Ateneo de Caracas, en La Colina, se ha ido llenando de cultura, aprovechando cada rincón de la casa que alberga a la institución. “Pero como son espacios pequeños a veces no dan los fondos por taquilla, además la situación hace cada vez más difícil hacer cumplir las metas. Por eso para nosotros es fundamental la Feria”, admite su coordinadora al detallar que al seleccionar los expositores buscan que haya variedad y originalidad. “Cada vez hay menos artesanos, pero aumentan los diseñadores jóvenes o al gastronomía”.

Victor Amaya
Foto: Héctor Ordóñez

Tags : CaracasfeaturedFeria del Ateneo
mimoto

The author mimoto

Periodista. Ciudadana de a pie, de a moto y de autobus. Autora del blog www.caracasciudaddelafuria.blogspot.com. Culpable del proyecto "Caracas en 450".
Comentarios