close
Teatro Nacional

Ahí, en la esquina de Miracielos a Cipreses de la Parroquia Santa Teresa, dos esculturas resaltan en una fachada naranja y señorial: las representaciones de la comedia y la tragedia, sostenidas en dos columnas enormes que dejan claro que ese es el Teatro Nacional y no otro lugar. Aunque ha pasado por varias remodelaciones, las estatuas han resistido el paso del tiempo y son sello indiscutible de uno de los espacios culturales más representativos de la ciudad.

El teatro fue inaugurado el 11 de junio de 1905 y su construcción comenzó un año antes, por orden del presidente Cipriano Castro. Cuenta la historia que su esposa, doña Zoila de Castro, le sugirió crear un espacio que fuese más lujoso que el ya existente Teatro Municipal y en el que se pudieran presentar zarzuelas y óperas, además de obras teatrales. Desde que abrió sus puertas, ambos teatros se disputaban los espectáculos y hacían de Caracas una ciudad en constante movimiento cultural.

El diseño estuvo a cargo del arquitecto Alejandro Chataing, quien hizo equipo con el pintor Antonio Herrera Toro, el escultor Miguel Ángel Cabré y el ebanista José María Jiménez, para darle al teatro un estilo moderno y afrancesado, con una planta rectangular y tres niveles que han sido reestructurados con los años, pero en los que aún se conserva el patio en forma de herradura y poco menos de 700 butacas (originalmente tenía 797) y elegantes acabados de madera.

Si algo llama la atención al entrar, es el techo del teatro, donde se puede ver uno de los principales trabajos de Herrera Toro: Terpsícore, Euterpe, Melpómene y Talía; esas musas que representan a la danza, la música, la tragedia y la comedia. De hecho, en una de las remodelaciones que se hicieron en el segundo nivel, se descubrieron otros murales del pintor que, desde entonces, quedaron a la vista de todos.

Desde su inauguración con la presentación de la zarzuela “El relámpago”, este espacio fue durante muchos años el sitio insigne para estos espectáculos, pero también para la ópera, la opereta y repertorios líricos. Por ahí pasaron artistas como Alfredo Sadel, Plácido Domingo o Monserrat Caballé.

En el año 1979 fue declarado Monumento Nacional y en el 2010 se reinauguró con algunos cambios importantes: se eliminó el techo de la entrada y se cambió el color crema original de su fachada, por el naranja. Actualmente, se puede revisar su programación a través de la Fundación para la Cultura y las Artes (Fundarte).

Adriana Herrera
Foto: Hugo Londoño

Dirección: esquina de Miraflores a Cipreses, Parroquia Santa Teresa.
Metro: Teatros

Tags : CaracasfeaturedTeatro Nacional
mimoto

The author mimoto

Periodista. Ciudadana de a pie, de a moto y de autobus. Autora del blog www.caracasciudaddelafuria.blogspot.com. Culpable del proyecto "Caracas en 450".
Comentarios