close
Esquina El Muerto

Una inscripción hecha sobre cerámica, con letras azules, le deja muy claro al transeúnte dónde se está. Se lee claramente “Esquina El Muerto”. Y el aviso salta a la vista en una de las paredes blancas del famoso Restaurant Gallegos, cuya fachada ha tratado de mantener algunos vestigios de la arquitectura de la época.

El cuento data de los años de la Guerra Federal (1859-1863), cuando los enfrentamientos llegaron a la capital del país, según relata Carmen Clemente Travieso en su libro Las esquinas de Caracas (1956). En ese entonces, se hizo cotidiano hallar soldados muertos o heridos en las calles y escuchar sus quejidos hasta morir en la penumbra de la noche. Pocos se atrevían a abrirles la puerta de sus casas para ayudarlos.

Esta esquina también es referencia por las paellas que preparan en el Restaurant Gallegos, ubicado en la cuadra norte de la esquina El Muerto. Su fama no es reciente, están allí desde 1947. Por ello les viene bien definirse como un restaurante de “tradición caraqueña con todo el sabor de España”.

En una tregua acordada por ambos bandos, varias cuadrillas salieron a la calle a retirar los cadáveres que obstaculizaban los caminos, para llevarlos al cementerio y sepultarlos. Cuando llegaron a la esquina que hoy se conoce como El Muerto, uno de los cuerpos recogidos del suelo y llevado en camilla se sentó de repente y dijo: “No me lleven a enterrar, porque estoy vivo”.

¡Susto! Los camilleros soltaron la camilla y se fueron corriendo, dejando al muerto que estaba vivo en plena calle. La noticia no tardó en difundirse de boca en boca por la ciudad, hasta el punto de que la gente al pasar por allí comentaba que esa era la esquina donde se había levantado un muerto y, acto seguido, se persignaban. Bien fuese por respeto o por miedo.

El protagonista de la historia, evidentemente, no había muerto. Había caído desmayado producto de la herida y luego recobró el conocimiento. Así, la historia de esta esquina que no es la de cualquier muerto que salía de noche a asustar, sino la de un vivo que todos creían muerto, o la de un muerto que revivió.

Patricia Marcano
Foto: Efrén Hernández

Dirección: esquina El Muerto, a una cuadra de la avenida Fuerzas Armadas, a la altura del Colegio Fray Luis de León (esquina Isleños). Parroquia Santa Rosalía.

Tags : CaracasEsquina El Muertofeatured
mimoto

The author mimoto

Periodista. Ciudadana de a pie, de a moto y de autobus. Autora del blog www.caracasciudaddelafuria.blogspot.com. Culpable del proyecto "Caracas en 450".
Comentarios