close
Libreros del puente de las Fuerzas Armadas

Fácilmente debajo del Puente de la avenida Fuerzas Armadas puede haber medio millón de libros. Las torres están apiladas sobre mesones de plástico u organizadas dentro de los más de noventa quioscos que se acondicionaron en la vía. El orden solo lo conoce el librero, se lo enseñó su oficio. El comprador desprevenido en cambio se encontrará con el eclecticismo. Podrá a ver un texto de Mario Vargas Llosa al lado de otro de Paulo Coelho. Hallará Los viajes de Gulliver entre un ejemplar de Computación y otro de Finanzas; o se encontrará con un número de la revista Selecciones tapando El viejo y el mar.

Ese es el valor de ese pasaje: hay de todo a precios que hace rato la inflación hizo que pasarán de largo en una librería convencional. La tradición no se pierde. Allá puede llegar cualquiera con su libro usado debajo del brazo a intercambiarlo por otro o, en el mejor de los casos, venderlo. También funciona entregar un libro como abono por otro y sumarle la diferencia en efectivo. “El objetivo es ganar-ganar”, afirma el librero Javier Colmenares.

Debajo del puente de las Fuerzas Armadas se venden libros desde hace más de 30 años. Diego Mercado corre por ahí desde que tenía seis años de edad. Su tío era uno de los fundadores y luego él continuó con el oficio. Explica que primero eran diez libreros que vendían textos en la esquina de Padre Sierra y luego los reubicó allí la Alcaldía del municipio Libertador. En aquellos tiempos tenían que guardar los libros en cajones de latón. Hasta 2011, cuando la municipalidad les acondicionó los quioscos de colores que ahora funcionan.

Los compradores van en la búsqueda de cualquier género. Algunos libreros coinciden en que la autoayuda y la ciencia ficción es lo que más venden últimamente. Y en septiembre es la temporada de los libros escolares. En ese trueque literario a veces se encuentran con sorpresas inesperadas. Daniel Piñero empezó como ayudante hace 15 años, luego pasó por otros cinco puestos hasta que pudo adquirir el suyo. Cuenta que en diciembre de 2016 no tenía dinero y entre las páginas de una de las obras encontró 500 dólares.

Otra sorpresa es cuando llegan algunos clientes incautos con un ejemplar encuadernado en cuero, y un característico papel biblia, de la editorial Aguilar. “Son tesoros invaluables y la gente no lo sabe”, asegura Alcides Daza, con 27 años de experiencia en las Fuerzas Armadas. Su sorpresa decembrina fueron seis lapiceros Parker enchapados en oro, al fondo de una caja de libros. “Esto es un patrimonio público. Si alguien necesita un libro y no lo consigue aquí, no lo va a encontrar en ninguna otra parte de Venezuela”.

Emily Avendaño
Foto:Alberto Rojas

Dato:
Un librero de la avenida Fuerzas Armadas puede tener en su stock al menos 6.000 textos.
Dirección: Avenida Fuerzas Armadas, cruce con la avenida Urdaneta. Atienden al público de 8:00 am a 4:30 pm.
Metro: La Hoyada

Tags : CaracasfeaturedLibrerosPuente Fuerzas Armadas
mimoto

The author mimoto

Periodista. Ciudadana de a pie, de a moto y de autobus. Autora del blog www.caracasciudaddelafuria.blogspot.com. Culpable del proyecto "Caracas en 450".
Comentarios