close
TelefericoGuaira

Un portón amarrado con unas guayas rojizas muy antiguas da entrada a un viaje en el tiempo: cabinas, torres y estructuras marcadas por las inclemencias del sol, la lluvia y el óxido, son los vestigios de lo que fue el viejo sistema teleférico de Caracas- Litoral, que quedó incrustado en medio del Parque Nacional El Ávila.

El teleférico del Litoral (Ávila – El Iron – Loma de Caballo – El Cojo) se inauguró el 29 de diciembre de 1956 por el General Marcos Pérez Jiménez. El tramo Ávila – El Cojo tiene una longitud total de 7,6 km, posee torres de soporte que varían su tamaño desde 9 hasta 50 metros de altura y el recorrido desde La Guaira hasta El Ávila era de aproximadamente 30 minutos.

Antes de construir el sistema tuvieron que realizar un teleférico de carga, acondicionar la vía de Galipán y hacer un camino que condujera al Humboldt. En ese entonces, los sacos de arena, cemento y las estructuras de metal eran trasladados en burro. Cuando finalmente comenzaron a usar carros para llevar los materiales, estos estaban tan pesados que las dos ruedas de adelante se levantaban y no tocaban el suelo. Cuentan que había dos personas, cuyo trabajo era acostarse en el capo para hacer el contrapeso.

Algunas cabinas, con capacidad para 24 personas, aún conservan los asientos. Llenas de hojas y tierra, dan la impresión que la naturaleza se hubiese apropiado de ellas. Las abejas también han creado su respectivo hogar en uno de los carriles. Dicen que todo aquel que se subía al funicular debía beberse un rico batido de fresas o de mora que se le obsequiaba a modo de bienvenida, con el lema “Si no te lo tomas, no subes”.

Si bien este proyecto tuvo una visión turística no debemos obviar su objetivo militar. Marcos Pérez Jiménez decía que en cualquier momento podíamos tener una invasión. Así que si fallaba la autopista Caracas-La Guaira para la evacuación de la ciudad, estaría el teleférico.

El 7 de agosto de 1977 el sistema sufrió un accidente. Resulta que las dos guayas pujantes se rompieron en el último tramo (Loma de Caballo – El Cojo). Hubo que desalojar inmediatamente las cabinas y todo el sistema. El cartel “Cerrado al público” puso fin a su funcionamiento. Desde entonces, el sistema teleférico del Litoral no volvió a prestar sus servicios. Sin embargo, hay recursos aprobados para su recuperación, así como una maqueta que podemos ver en la estación de Maripérez.

¿Cómo llegar? La Fundacion Historia Ecoturismo y Ambiente (Fundhea) organizan el recorrido y te cuentan la historia que giran en torno a este viejo sistema teleférico.

Minerva Vitti
Foto: Hugo Londoño

Tags : CaracasfeaturedTeleférico de la Guaira
mimoto

The author mimoto

Periodista. Ciudadana de a pie, de a moto y de autobus. Autora del blog www.caracasciudaddelafuria.blogspot.com. Culpable del proyecto "Caracas en 450".
Comentarios