close
Plaza Venezuela

Tengo una relación muy particular con la Plaza Venezuela. En especial, con la fuente. Y es que durante mis tiempos de reportera en el Diario El Universal me tocó cubrir el proceso completo de rehabilitación de este ícono de la ciudad, que llevaba 12 años inoperativa. Así que no sólo conocí el proyecto en papel, sino que presencié cada uno de los avances de las obras, desde la remoción de la pileta, la prueba de las luces y el sonido. Incluso, llegué a entrar a la sala de máquinas que está debajo de la fuente y que resultó ser un submundo impresionante.

Recuerdo que el día que se hizo el llenado de la pileta, a los periodistas que cubríamos la actividad nos hicieron meternos en la piscina para “bautizarnos” con el agua de la quinta versión de la fuente de Plaza Venezuela. Y por si fuera poco, tuve el privilegio de conocer al ingeniero Santos Michelena, quien realizó la anterior instalación en 1983 y, que en esta oportunidad, colaboró en los trabajos de rehabilitación que emprendió Pdvsa-La Estancia en 2007.

Por tanto, era de esperar que cuando se realizó el acto de reinauguración de la quinta versión fuente de Plaza Venezuela estuviese más que emocionada, por ver como un ícono que data de 1940 había recobrado vida, ahora con la incorporación de un juego de agua, luces y música que me recuerda a la famosa Fuente Mágica de Mointjuic que está en Barcelona (España).

Las obras de rehabilitación de la fuente de Plaza Venezuela incluyeron además los trabajos de recuperación de la obra Abra Solar de Alejandro Otero, así como la Fisicromía del maestro Carlos Cruz-Diez. Y vaya que hay que reconocer que estas labores mejoraron mucho este espacio, que prácticamente es el corazón de la ciudad.

Fotos: Hugo Londoño @huguito

 

 

Tags : CaracasfeaturedFuente Plaza VenezuelaPlaza Venezuela
mimoto

The author mimoto

Periodista. Ciudadana de a pie, de a moto y de autobus. Autora del blog www.caracasciudaddelafuria.blogspot.com. Culpable del proyecto "Caracas en 450".

Leave a Response