close
Iglesia Dulce Niño de Jesús

El día que conocí el Casco Histórico de Petare no lo podía creer. Sentí que había encontrado el secreto mejor guardado de esta ciudad. Lo juro. Es un lugar tan hermoso… Sé que cuesta creer que en una zona tan caótica y con tan mala reputación pueda existir un espacio que sorprenda por su belleza. Pero lo hay.

Son 26 manzanas con casas coloniales y calles de piedra. En su centro, se encuentra la plaza Antonio José de Sucre (si, es el único municipio de Caracas que no rinde homenaje a Bolívar) y al frente se eleva la Iglesia Dulce Nombre de Jesús, que data del siglo XVI, en cuyo interior aún se conservan unos frescos que el pintor Tito Salas realizó en honor al Cristo de la Salud por sanar a la población de la fiebre amarilla.

Entre sus calles, encontrará la Capilla Santa Magdalena, que tiene más de 230 años de construida y que recientemente fue restaurada. La visita al Casco tiene que incluir obligatoriamente una parada por el Museo de Arte Popular Bárbaro Rivas, para maravillarse con su hermosa y siempre tan colorido colección. ¡Yo lo amé! De paso, encontrará el Teatro César Rengifo, la casa de la Fundación Bigott, la sede del concejo municipal de Sucre y la casa parroquial, que es un espectáculo por su bellísimo patio interno y su muestra de antigüedades.

La visita al Casco de Petare no será completa si no pasa por la tienda La Minita, la más antigua de la zona con más de 80 años. La atiende Francisco Rodríguez, quien representa la segunda generación. Conversar con él es una delicia, porque tiene recuerdos de Petare que son invaluables. Quedará sorprendido de la cantidad de curiosidades que vende. La típica quincalla de pueblo. Desde metras, cuatros, hasta piezas de peltre.

La última parada debería ser en el puesto de golfeados de Fran Suarez, pues cuenta la leyenda que este dulce criollo es originario de Petare. Si, no de Los Teques como todos creíamos. La receta original le pertenece a la familia Duarte. Lo cierto es que no he tenido la dicha de probarlos para dar fe de su sabor, pero los buenos comentarios sobran.

Una opción para visitar el Casco de Petare es contactar a los amigos de Fundalamas que ofrecen las visitas guiadas, sólo hay que contactarlos al 02125152129 o a través de los correos fundacion.lamas@alcaldiasucre.net o historia.fundalamas@alcaldiasucre.net. Les aseguro que no se van a arrepentir.

Fotos: Hugo Londoño @huguito

 

Tags : CaracasfeaturedPetare
mimoto

The author mimoto

Periodista. Ciudadana de a pie, de a moto y de autobus. Autora del blog www.caracasciudaddelafuria.blogspot.com. Culpable del proyecto "Caracas en 450".

Leave a Response