close

Enero 2017

Vida Urbana

Mercado de Chacao

Mercado Chacao

Uno entra al mercado de Chacao y lo que salta a la vista es una explosión de colores, por toda esa cantidad de verduras que exponen los comerciantes en sus puestos. Un banquete visual delicioso que se mezcla con un montón de aromas y sabores.

Yo soy de las que puede pasar sólo a ver, curiosear, preguntar e irme contentísima. Y es que, apartando el hecho de que el mercado municipal se ha convertido en nuestro paraíso terrenal en tiempos de crisis, resulta una experiencia maravillosa pasear por sus pasillos y deleitarse con esa variedad de frutas, vegetales y demás insumos. Aparte, hay puestos de comida para quien quiere completar la experiencia.

Confieso que personalmente le tengo mucho cariño al mercado de Chacao porque viví como periodista todo su proceso de construcción, los litigios por la apertura y hasta tragué lacrimógenas con los conflictos que hubo con quienes se opusieron a la construcción de su segunda fase.

Tenga en cuenta que el mercado de Chacao abre de miércoles a domingo a partir de las 5:30 am a 2:30pm, con excepción de los sábados que cierra a las 4pm.

read more
Gastronomía

Café Amelie

Cafe Amelie

Yo perdí la cuenta de las veces que he visto la película Amelie. Me sé las escenas de memoria. El soundtrack. E incluso, fui al café en París donde se grabó la película como la propia fanática loca.

Por eso cuando supe que habían abierto en Caracas un café temático de la película dije: “Quiero ir a conocerlo pero YA”. Y cumplí. Me fui a explorarlo con mi amiga @viajaelmundo. Y quedé encantada.

Es una burbuja. Quedas abstraído en medio de todas las fotos y los detalles alusivos a la película. El soundtrack de fondo y las imágenes de la decoración te trasladan a París.

El espacio abrió en octubre de 2015. Tiene seis mesitas. Un menú bien amplio de cafés, dulces y pasteles salados. Les sugiero ir en la mañana, porque en las tardes suele ponerse muy full y la experiencia no será igual.

Dirección: Está ubicado al final de la primera avenida de Los Palos Grandes, entre 1era Transversal y la avenida Francisco de Miranda. Edificio Venital. Lunes a viernes 7:30 am a 7 p.m. Sábado 8 am a 6 pm. Domingo: Cerrado.

¡Hora de despertar! 😊 Un fabuloso día espera por ti en nuestro rinconcito 💕

A photo posted by Amelie Café & Pasteleria (@amelie_ccs) on

read more
Arquitectura

Plaza Altamira

Plaza Altamira

No hay postal más hermosa de Caracas que la que consigue desde la Plaza Altamira. La imagen es casi perfecta: el Obelisco, el espejo de agua, el edificio Altamira y al fondo la silueta de El Ávila. Qué más se puede pedir.

La Plaza Francia, como en realidad se llama, se construyó en la década del 40. Se inauguró, para ser más exactos, el 11 de agosto de 1945. Su diseño estuvo a cargo de Arthur Khan y su construcción se le asignó a Luis Roche.

Creo no exagerar-y perdón, si caigo en una equivocación- cuando digo que no hay caraqueño que sea indiferente a este espacio de la ciudad. Yo, por lo menos, soy una enamorada de la Plaza Altamira.

Me encanta cuando la decoran en Navidad. Me fascina cuando se convierte en una gran librería durante el Festival de la Lectura. Me conmueve cuando el Obelisco se tiñe de color en solidaridad por alguna causa. Me gusta sentarme en sus bancas y ver a la gente pasar… No sé, tengo una gran conexión con este lugar y me gusta sumarle dolientes para que se conserve siempre como la recuerdo.

read more
Vida Urbana

El casco histórico de El Hatillo

El Hatillo

Llegué a El Hatillo cuando tenía 7 años. Así que luego de tres décadas en este municipio me siento casi hatillana de nacimiento.

Aparte, como periodista me tocó cubrir esta jurisdicción y tuve el privilegio de visitar los lugares más recónditos y conocer personajes maravillosos, que se sienten orgullosos de haber nacido en esas tierras de origen agrícola.

Y es que muchos creen que El Hatillo es sólo La Boyera, Los Naranjos, el Casco histórico y La Lagunita. Nada más errado que eso. El municipio también es Sabaneta, Turgua, Los Naranjos Rural… Hay zonas tan escondidas que uno se encuentra con personas que aún cocinan en leña. Cual realismo mágico.

Por tanto, solo me queda decir que una visita al menos al pueblo de El Hatillo es casi obligatoria. Su plaza Bolívar está rodeada de coloridas casas coloniales que trasladan al visitante a otra época. Aparte, resulta muy apacible, porque se está lejos del centro de la ciudad.

Hay quienes aprovechan el paseo para visitar la iglesia de la patrona de El Hatillo, Santa Rosalía de Palermo. Perderse en la Casa Hannsi, comerse sin remordimiento una cachapa con queso y pernil en Doña Inés, tomarse la famosa chicha hatillana, saborear una pizza en Das Pastell Haus, darse un gusto en el restaurante Hajillo’s o caminar por la principal de La Lagunita. Usted escoge. Pero le aseguro que en El Hatillo no se aburrirá.

 

read more
Vida Urbana

Metrocable de San Agustín

Metrocable

Una de las vistas más auténticas de la ciudad se obtiene desde las cabinas del Metrocable de San Agustín.

No hago nada con contarles. Hay que vivirlo. Desde arriba, se observa el verdor de El Ávila, buena parte del oeste de la ciudad y el corazón del barrio de San Agustín. Por tanto, es una mirada muy completa y realista.

¿Es peligroso? La verdad, las veces que he subido he quedado impresionada del respeto que le tiene la comunidad al sistema. Y cómo no. Basta hablar con cualquiera que se suba para entender el civismo que reina en el Metrocable. Se les facilitó la vida y eso lo agradecen.

Este sistema del Metrocable -conocido en otras ciudades como Medellín- comenzó a funcionar en Caracas a partir de 2010, cuando se inauguró la estación en el sector popular de San Agustín. Ya luego vendría el Metrocable de Mariches y una propuesta similar para La Dolorita.

Sin embargo, hay que recordar que Caracas conoce lo que es un teleférico desde 1955. En aquel entonces, cuando otras ciudades ni siquiera pensaban en este sistema, los caraqueños ya viajábamos en cabinas hasta la cima de El Ávila.

read more
Tradiciones

El Nazareno de San Pablo

Nazareno de San Pablo

Le llaman la tradición de los hijos de Caracas y ciertamente no hay un acto de fe más representativo para el caraqueño que el Nazareno de San Pablo.

Cada Miércoles Santo, se congregan miles de personas en la Basílica de Santa Teresa, ubicada en el centro, para venerar la imagen que data del siglo XVII y pagar las más diversas promesas. Los fieles le llevan orquídeas y se visten con túnicas moradas como símbolo de devoción.

La leyenda del Nazareno de San Pablo reza que en el año 1597 azotaba en la ciudad una epidemia de peste del vómito negro o escorbuto y los devotos decidieron sacar la imagen en procesión.

Durante el acto, la imagen pasó por un limonero y un racimo de limones quedó enredado entre la corona de espinas del nazareno. Los fieles recogieron los limones que cayeron al suelo y se lo dieron como medicina a los enfermos, quienes sanaron prontamente.

read more
Gastronomía

Las tostadas de Santa Sofía

TostadasSantaSofia

¿Qué hace tan famosas a las Tostadas de Santa Sofía? Quien va por primera vez de seguro se hará esa pregunta. Y cómo no… El sitio carece de atractivo. No tiene letrero ni nada que la identifique. Es una mera barra donde pagas y luego te despachan.

No tienen ni mesa donde sentarse. El menú está compuesto de apenas tres variedades de plato: tostadas, tacos y tamales. Y, de paso, solo aceptan efectivo para sumarle incomodidad a todos los que esperan parados en la escalera de afuera del local para ser atendidos.

Así que vale la pregunta: ¿qué hace tan famosas a las tostadas de Santa Sofía? Sólo cuando comes entiendes. Son unas tostadas de los más sencillitas, casi sin sal, pero deliciosas. De carne, pollo o cochino, preparado de lo más sanito. Guacamole, frijoles y queso blanco. No más.

Una receta que han aplicado por más de 35 años y que les ha funcionado a la perfección. Es de esos sitios que no importa cuánto tiempo hayas dejado de ir, porque cuando regresas te encuentras con el mismo sabor. Lo atienden dos hermanos, Humberto y Antonio, quienes comenzaron en un carrito y ahora tienen este local que es un clásico de la ciudad.

Dirección: CC Santa Sofía.

read more
Gastronomía

La Casa Bistró

CasaBistro

Este sitio tiene la particularidad de convertir a los comensales, porque hasta el más ateo es capaz de exclamar luego de probar cualquier plato: ¡Dios mío, qué bueno está! Lo juro.

Fuera de broma, puedo decir que todo cuanto he probado en La Casa Bistró es sencillamente delicioso. Desde el pan, que supe que es hecho por ellos mismos. Los desayunos (oh, benditos sean los huevos benedictinos y la cazuela de cazón). Hasta los almuerzos. Ni hablar de los postres. E incluso, el café. La verdad, uno sale muy satisfecho de la manera como el chef Francisco Abenante, ganador del Tenedor de Oro 2009, ha logrado enaltecer la comida venezolana.

Realizan un trabajo casi artesanal, porque se encargaban de elaborar sus propios panes, de la charcutería, de Pilar el maíz e incluso de sembrar los vegetales que utilizan en sus preparaciones. Eso es ponerle corazón a la cocina. Y vaya que el comensal lo siente.
Aparte, el lugar me encanta. Ese piso al estilo ajedrez. Sus mesitas y sillas blancas. Ni hablar del personal que te atiende de forma respetuosa y súper amable, para que te sientas como en casa. Pero en La Casa Bistró.

Dirección: 3er av con 4ta Transversal. Los Palos Grandes. http://www.lacasabistro.com.ve/

 

read more
Vida Urbana

Hacienda La Trinidad

Hacienda La Trinidad

Decir que me encanta este lugar, es poco. Me fascina, más bien. Es que me encanta la tranquilidad que se respira en la Hacienda La Trinidad. Amo sus jardines. Sus casitas de ladrillos. Y la oferta que tienen para sus visitantes: un rico restaurante, una linda librería infantil, una deliciosa tienda de chocolates, una bella venta de artesanías venezolanas y una galería de arte.

Aparte, me gusta el ambiente que se genera en este espacio. Tantas áreas verdes invitan a sentarse un rato a leer o simplemente a descansar. Los chamos corren de un lado a otro. O ves a grupos sentados sobre manteles conversando. Si, así de desconectados.

El Parque Cultural consta de la llamada Casa Vieja, que data del siglo XVII y que fue rehabilitada en 2002 para convertirlo en un espacio para exposiciones, conversatorios y conciertos. Era el espacio donde se procesaba la caña de azúcar. Mientras que en los secadores -cuya construcción data de mediados del siglo XX- servían para secar las hojas de tabaco previo a su manufactura.

A la hora de ir, tomen en cuenta los horarios: martes a sábado 10:30 am a 7pm. Domingos y feriados: 11am a 4 pm.
Dirección: Calle Rafael Rangel Sur, Urbanización Sorokaima. La Trinidad, Baruta.
Twitter: @trinidadcultura

 

read more
Vida Urbana

Casa Hannsi

Hannsi

Esta tienda es como nuestro Epcot Center, versión criolla. ¿O no? Eso de encontrar a cada región del país representada en una parte de la tienda, me recuerda mucho a los pabellones del parque de Disney.

Valga o no la comparación, lo cierto es que la Casa Hannsi es toda una atracción. Puedes pasar horas entre sus pasillos viendo artesanías de todas partes del país, instrumentos musicales, trajes típicos, libros y pare usted de contar.

Es el típico lugar a donde llevan a todos los extranjeros que visitan el país o el punto donde caen todos los venezolanos que necesitan llevar algún detalle al extranjero.

Lo que hoy conocemos como la Casa Hannsi comenzó en una tienda de 8 metros cuadrados en El Hatillo por el año 1970. Si, hace más de 45 años. Allí, su dueño Mannel Gispert, un marino mercante nacido en Cataluña, vendía las artesanías que él mismo escogía en sus viajes por el interior del país.

Gispert, con apoyo de su esposa Gerdy Blausffuss y Hans, fue ampliando el negocio poco a poco, hasta convertirlo en un referente para el turismo local. Hasta que el 28 de febrero de 1994, el fuego lo arrasó todo. Un feroz incendio acabó con la mercancía, el mobiliario y demás.

Fue devastador. Pero, los Gispert decidieron resurgir a la Casa Hannsi de sus cenizas. Hoy, es un centro artesanal con más de 3 mil metros cuadrados para perderse en la venezolanidad.

Dirección: Calle Bolívar del Pueblo de El Hatillo, Casa Nro. 12.

read more