close
Plaza Altamira

No hay postal más hermosa de Caracas que la que consigue desde la Plaza Altamira. La imagen es casi perfecta: el Obelisco, el espejo de agua, el edificio Altamira y al fondo la silueta de El Ávila. Qué más se puede pedir.

La Plaza Francia, como en realidad se llama, se construyó en la década del 40. Se inauguró, para ser más exactos, el 11 de agosto de 1945. Su diseño estuvo a cargo de Arthur Khan y su construcción se le asignó a Luis Roche.

Creo no exagerar-y perdón, si caigo en una equivocación- cuando digo que no hay caraqueño que sea indiferente a este espacio de la ciudad. Yo, por lo menos, soy una enamorada de la Plaza Altamira.

Me encanta cuando la decoran en Navidad. Me fascina cuando se convierte en una gran librería durante el Festival de la Lectura. Me conmueve cuando el Obelisco se tiñe de color en solidaridad por alguna causa. Me gusta sentarme en sus bancas y ver a la gente pasar… No sé, tengo una gran conexión con este lugar y me gusta sumarle dolientes para que se conserve siempre como la recuerdo.

Tags : CaracasPlaza Altamira
mimoto

The author mimoto

Periodista. Escribo sobre temas urbanos, porque me apasiona recorrer las ciudades y descifrarlas. Colaboro para el portal CityLab Latino (Univision), El Comercio y otros medios internacionales.
Comentarios