close

Es una iglesia pequeña que bien podría pasar inadvertida. Pero es una obligación visitarla cuando se está por el Centro de Caracas para contemplar lo hermosa que es.

La construcción de la Santa Capilla fue ordenada por el presidente Antonio Guzmán Blanco en 1883 al arquitecto Juan Hurtado Manrique. Se dice que la idea de Guzmán Blanco era hacer en Caracas una réplica de la Sainte Chapelle de París.

Al entrar, le recomiendo que se tome el tiempo de ver el cuadro “La multiplicación de los panes” del pintor Arturo Michelena. Así como los vitrales. Estás intactos y son un espectáculo.

Como dato curioso que aprendí gracias a mis amigas de @urbanimia, verán que la Santa Capilla es una de las pocas iglesias que en su fachada tiene la imagen del diablo. Si no me creen, vayan a verlo con sus propios ojos.

Tags : CaracasSanta Capilla
mimoto

The author mimoto

Periodista. Ciudadana de a pie, de a moto y de autobus. Autora del blog www.caracasciudaddelafuria.blogspot.com. Culpable del proyecto "Caracas en 450".

Leave a Response